Concordia fue el epicentro de la Consagración  al Inmaculado Corazón de María, que anualmente realiza la Renovación Carismática Católica Región Litoral.

WWW.LT39NOTICIAS.COM.AR  realizó una cobertura del evento, trascribimos gran parte de lo vivido y las entrevistas a Monseñor Héctor Luis Zordán y Monseñor Luis Armando Collazuol.

Fuente: http://lt39noticias.com.ar/2019/03/rcc/?fbclid=IwAR09yjmiWoz_LWSzresxfwwDCBMXE_Pw6qB4zzEXBHYmbdDoAqV-0efdK2c

Se llevó a cabo en la ciudad de Concordia el Domingo 24 de Marzo, la tradicional Consagración  al Inmaculado Corazón de María que hace más de una década realiza la Renovación Carismática Católica Región Litoral.

Enmarcado bajo el lema “Con María Alabemos al Dios de toda Vida”, a primera hora del Domingo comenzaron a llegar todos los Carismáticos que integran las distintas Diócesis de la región litoraleña.

En primer lugar se hizo la Consagración al Inmaculado Corazón de María, en la Iglesia Nuestra Señora de los Ángeles de los Padres Capuchinos;  para luego peregrinar con la Santa Imagen de María de la Concordia y así llegar al lugar preparado para la realización del evento.

La presentación oficial estuvo a cargo de Oscar Franco, Coordinador saliente de la Región Litoral, quien hizo gran parte de la conducción durante toda la jornada.

Hubo dos oradores, por un lado Monseñor Héctor Luis Zordán, Obispo Diócesis de Gualeguaychú, quien en su prédica hizo mención a la figura de San José, como puente para la concreción de los sueños divinos, además de destacar la imperiosa necesidad de una Iglesia en movimiento, evangelizadora, e instó a “aportar un nuevo fervor evangelizador”.

Destacando a posteriori que debe haber una actitud misionera en el camino de los feligreses, pero con una acabada claridad en el mensaje del amor de Dios.

Tomó como punta de lanza en muchas aseveraciones las palabras del Papa Francisco, plasmadas en el documento Evangelii Gaudium; sellando éstas así: “Prefiero una Iglesia herida, antes que una pieza de museo”.

Luego,  en horas de la tarde,  el Padre Carlos Acosta, Asesor saliente de la Región Litoral , le habló a una comunidad  Carismática multitudinaria.

En su prédica hizo una mención especial a las bondades infinitas de la Virgen María, de quien dijo” es quien contiene la palabra de Dios”.

Dijo además que cada bautizado debe mirarse en el espejo santo de la Virgen.“María es el arma contra el egoísmo y la idolatría, ella alaba, bendice, es el modelo de todo discípulo misionero”, finalizó.

Vale destacar la presencia en el lugar de las autoridades eclesiásticas en las personas de Monseñor Luis Armando Collazuol, Obispo Diócesis de Concordia  y Monseñor Héctor Luis Zordán, Obispo Diócesis de Gualeguaychú, Padre Gabriel Lauría, Vice Asesor Nacional RCC y Daniel Aimaretti, Coordinador Nacional RCC.

Desde WWW.LT39NOTICIAS.COM.AR hablamos con los dos Obispos presentes,  Monseñor Héctor Luis Zordán y Monseñor Luis Armando Collazuol, con quienes no sólo dialogamos sobre las palabras expresadas por el Obispo Diocesano de Gualeguaychú, sino también de la importancia de esta época cuaresmal que estamos viviendo.

“Elecciones”

 

Este espacio fue oportuno para realizar al unísono de la Consagración regional, la elección de los nuevos Coordinadores, que conforman los estamentos internos de la Renovación Carismática Católica. El resultado de dicha elección fue el siguiente:

Coordinador Regional

  • Juan Jorge Sobrero, (Victoria) Diócesis de Gualeguaychú

Suplente

  • Carmen Alvarengo, Diócesis de Paraná

Miembros del Equipo Regional

  • Silvia María Mela, Diócesis de Concordia 
  • Fabricio Altamirano, Diócesis de Concordia
  • Raúl Monserrat, Diócesis de Rosario

Asesor  Regional

  • Padre Héctor Trachitte, (Victoria) Diócesis de Gualeguaychú

Sub Asesor

  • Padre Damián Retamar,  Diócesis de Paraná

Así finalizó un bendecido Domingo Carismático,  cubierto por el Inmaculado Corazón de la Santísima Virgen María y atravesado por la esencia de un Dios omnipresente en todas las almas carismáticas,  que vivirán nuevamente la próxima Consagración en la localidad santafesina de Rafaela en el 2020.

ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

(Leída el momento de la Consagración)

María Inmaculada de la Concordia,  Madre y Señora nuestra, queremos consagrar hoy a tu Inmaculado Corazón la Región Litoral, para estar disponibles a tu Hijo Jesús en la humildad, la alegría y el servicio apasionado para la gloria de Dios.

Te entrego todo lo que viví y lo que resta de vida, mi ser entero, mi corazón, deseos, sentidos, trabajos, sufrimientos, alegrías, mis días, mis noches, mi vida y mi muerte.

Todo cuanto soy y cuanto tengo lo pongo en tus manos, acepta mi ofrecimiento y tómame bajo tu amparo Santa Madre de Dios.

Acompáñame en el camino, ilumina mis tinieblas, sostiene mi debilidad, cura mis heridas, corrige mis desvíos, suaviza mi dureza, enciende mi frialdad.

Ábreme al amor transformante de Dios que quiere que todos los hombres se salven, lleguen a la conversión del corazón y al conocimiento de la Verdad.

Enséñame a cumplir la voluntad de tu Hijo, a perseverar en la oración, a honrar la vida, a perdonar, a ser fiel, a disfrutar y cuidar de nuestra casa común,  a no caer en el desaliento, a trabajar solidariamente y a amar sobre todas las cosas.

Dame un corazón misericordioso y comprensivo, aumenta mi fe, fortalece mi esperanza con la Palabra de Dios, guíame por el camino de la santidad y no permitas que me aparte de tu amado Hijo Jesús, Virgen Gloriosa y Bendita.

Amén.