Ya estamos próximos a la celebración de la Pascua, el centro de la Fe y de Vida de la Iglesia. La Pascua es una manifestación del Amor infinito del Padre, del Proyecto de Vida que se revela a través de Jesús y del Acompañamiento Vivificante del Espíritu Santo. Toda la historia de la Salvación tiene su centro y su culmen en la Resurrección de Jesús.

De esta manera vive ahora el Resucitado, sentado a la derecha del Padre y plenamente unido a nosotros, compartiendo y prosiguiendo su causa: el amor que se da y se comparte. Es Jesús el Viviente quien desata una nueva posibilidad para la vida. ¡Elige a Jesús como Señor de tu vida! Cada creyente que se adhiere a Jesús, está llamado a ser testigo real de su resurrección, haciendo la tarea de servir en el amor de Dios Padre, para vivir en fraternidad y en comunión con todos. En cada Efusión del Espíritu Santo se siente esa presencia gratuita que nos llena de su Gracia Santificante para poder perseverar en nuestro servicio con amor.

Este año, finalizando nuestro trienio como ECONA, viviremos muchos desafíos. Nuestra meta es que podamos vivir un nuevo Pentecostés en cada Encuentro Nacional en Villa Giardino, con Predicadores llenos del Poder del Espíritu Santo que de seguro brindarán lo mejor para el Señor y para nuestros hermanos de toda la Argentina. Queremos que se formen nuevos líderes en esta Corriente de Gracia para así poder expandir la Evangelización y cumplir con el mandato que el Señor nos dejó.

Gracias a todos los que harán esto posible.

¡Bendecida Pascua de Resurrección!