PADRE GABRIEL LAURÍA. VICE ASESOR RCC ARGENTINA

¡¡¡¡FELIZ PASCUA!!!!

¡El Señor verdaderamente ha resucitado!

El contenido esencial de nuestra Fe es la resurrección del Señor. Somos cristianos
porque Cristo resucitó. Y al igual que los Apóstoles disfrutaremos durante 40 días de la
presencia del Resucitado y nos prepararemos a la celebración de Pentecostés.

Este año la preparación de Pentecostés tiene un ingrediente nuevo y providencial. En
junio celebraremos no sólo la venida del Espíritu Santo sino también el inicio de
actividades de CHARIS.

Quisiera dedicar este artículo a aclarar algunas dudas sobre CHARIS. En este último
tiempo he escuchado varias opiniones y comentarios que distan bastante de la
realidad.

¿QUÉ ES CHARIS?
La RCC como Corriente de Gracia no tiene órganos de gobierno sino Equipos de
Servicio. CHARIS es un Equipo de Servicio (coordinación, formación, acompañamiento,
comunicación, etc.) que ofrece la Iglesia a todas las Expresiones de la Corriente de
Gracia de la RCC.

¿CÓMO NACE CHARIS?
CHARIS (acrónimo de Catholic Charismatic Renewal International Service) nace de la
voluntad directa de la Iglesia, a través del Santo Padre Francisco, que desde el 12 de
junio de 2015 pidió explícitamente que se trabajara en la concreción de un Servicio
Único para toda la RCC.

¿POR QUÉ UN SERVICIO ÚNICO?
La RCC tiene muchísimas Expresiones (Grupos de Oración, Comunidades de Alianza,
Comunidades de Evangelización, Congregaciones Religiosas, Escuelas de
Evangelización, etc.) y cada una de ellas tiene su vida y ministerio propio. Cada una de
estas Expresiones es RCC, pero ninguna agota en sí misma todo lo que es la RCC. Un
Servicio Único nos asegura que la unidad se haga real, palpable y complementaria.

¿QUÉ SIGNIFICA QUE TIENE PERSONERÍA JURIDICA PÚBLICA?
Tal como lo determina el canon 116 del CIC (Código de Derecho Canónico) la
personería jurídica pública significa que CHARIS (Oficina de Servicio), es erigida por la
Iglesia para que, cumpliendo su misión, asignada y determinada por sus Estatutos, lo
haga en nombre de la Iglesia. Es la Iglesia, que como buena madre, ayuda a la RCC, una
de sus hijas, para que, con la ayuda de CHARIS, cada Expresión Carismática pueda
llevar adelante su misión en plena comunión entre ellas y con toda la Iglesia.

Esta situación no afecta el status canónico ni la misión y características propias de cada
una de las Realidades que integran CHARIS.

¿CÓMO AFECTA ESTO A LA RCC DE ARGENTINA?
El artículo 4 del Estatuto de CHARIS establece: “Una vez que estos Estatutos entren en
vigor, todos los Equipos Nacionales, Regionales y Continentales se reestructurarán
como Organismos de Servicio incluyendo todas las Expresiones locales de la
Renovación Carismática Católica…”

En Argentina hace ya algunos años venimos caminando en este sentido. Nuestro
Equipo Coordinador Nacional tiene como integrante un representante de las
Comunidades Carismáticas de Alianza.

El 26/10/18 en el marco del Encuentro Nacional de Coordinadores y Asesores
Diocesanos y Regionales de la RCC, nos reunimos los responsables de las distintas
Expresiones y respondiendo al pedido de CHARIS y convencidos, con el Papa Francisco,
que la RCC es una Corriente de Gracia, compuesta de diferentes expresiones, firmamos
una carta compromiso para iniciar, juntos, un camino de construcción del “SERVICIO
NACIONAL DE COMUNIÓN”.

Ahora nos toca profundizar y sobre todo concretizar esta comunión, querida no sólo
por la Iglesia sino por el mismo Cristo (“Que todos sean uno… para que el mundo
crea”, Jn 17,21), para que esta bendita Corriente de Gracia pueda llevar adelante la
misión que el mismo Señor nos ha encomendado.

Profundizar la comunión significa también aprender a pedir perdón y a conceder el
perdón. Muchas veces nos hemos peleado, nos hemos dividido, nos hemos herido.
Ahora es el momento de comenzar a sanar esas heridas, de comenzar a conocernos y
amarnos mutuamente, de aprender a valorar lo propio de cada una de las Expresiones
Carismáticas para poder ayudarnos mutuamente.

¿Lo pensamos?
Más que pensarlo, ¿lo hacemos?