QUERIDA FAMILIA DE LA RENOVACIÓN CARISMÁTICA

Al finalizar el año demos gracias a Dios por su gran bondad y ternura, por su misericordia. 50 años viviendo un nuevo pentecostés nos animaba a Celebrar estas bodas de oro que nos llevó a discernir en cada evento y a ser agradecidos por cada hermano para custodiar nuestra identidad.

Nos interpela a seguir apostando por la comunión y la corrección fraterna en cada equipo de servicio, de ese modo poner nuestra atención al que nos llamó a servir al prójimo.

Nos espera 2018 con muchas expectativas, en los eventos para el crecimiento de la fe y la madures espiritual de los orantes y servidores.

Los cuatro ejes temáticos deben ser motivadores para seguir evangelizando y todos los materiales que tenemos en mano compartirlos en las escuelas de formación.

Oremos por el CONCCLAT  ya que tendremos nuevas autoridades en 2018. Que en cada país podamos alentar con un Jericó o lo que el Espíritu suscite.

Unidos con nuestros líderes a nivel mundial, James Murphy presidente y Dc. Christof Hemberger vicepresidente representantes del  ICCRS, oremos por ellos y confiemos que el Espíritu Santo los guiara para este servicio.

Que en esta Navidad Jesús de Nazaret con su Nacimiento nos traiga paz a nuestros hogares y mucha bendición en nuestra entrega cotidiana a los más débiles y sufrientes.

Mis saludos cordiales en Cristo y María nuestra madre

P. Juan Miranda Cavero